Espera Jodío

Tomek pide justicia.

Unos turistas británicos en Benidorm, España, le propusieron a un indigente de nombre Tomek, tatuarle la frente a cambio de dinero. Tomek aceptó tatuarse en la frente Jamie Blake, el nombre de la novia de uno de los turistas por 100 euros.

Sin embargo ahora Tomek pidió justicia ante las autoridades porque tanto él como el británico estaban borrachos, por lo que el tatuador debía haberse negado a hacer el tatuaje.

Cuando tienes hambre, 100 euros es como ganar la lotería“, indicó. Tomek interpuso su denuncia ante el Servicio de Atención al Turista Extranjero por la humillación que sufrió en la ciudad de Benidorm.

Ante ello una asociación de comerciantes británica dará 3 mil 200 euros para tratar los problemas de salud de Tomek así como para ingresarlo en una clínica de tratamiento del alcoholismo.

Trascendió además que varias clínicas se han ofrecido a eliminarle el tatuaje de forma gratuita.